El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, Pedro Muñoz Abrines, ha señalado a la izquierda madrileña que “será muy difícil que los madrileños les permitan cumplir su sueño de gobernar en la Comunidad de Madrid, ya que todos saben que hacerlo será convertir sus vidas en una auténtica pesadilla”.

Durante su intervención en la Cámara regional en la segunda sesión del Debate del Estado de la Región, el popular ha defendido la postura del GPP ante el discurso y los más de 60 anuncios realizados ayer por la mandataria regional, Isabel Díaz Ayuso, momento que ha sido “la confirmación de la identificación total del Gobierno de la Comunidad de Madrid y la presidenta con Madrid y con los madrileños, con su esencia y sus inquietudes”.

Muñoz Abrines ha señalado que estas sesiones plenarias están sirviendo para “constatar la sospecha” de que la Cámara regional cuenta con una “izquierda derrotada de antemano”, en especial “ante la sociedad madrileña”. El popular se ha dirigido a la portavoz de Más Madrid, Mónica García, a la que ha aseverado que “tiene una forma muy peculiar de gustarle Madrid y de pedir el apoyo a los madrileños, pues durante mucho tiempo los ha llamado insolidarios, chulos o borrachos”, algo que dificulta que reciba “el apoyo de quienes previamente ha insultado”.

“Se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, pero el PSOE también”, ha dicho el popular para asegurar a continuación que los socialistas “han caído en la misma piedra de la vanidad, el culto y la obediencia al líder”. Muestra son las declaraciones de la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, cuando dice que “el mismo Gobierno que hay en la Moncloa, que hay en España, es el que haremos en Madrid”.

Como ha lanzado el portavoz del GPP: “Tengo que agradecer estas palabras, porque los madrileños ya sabemos qué podemos esperar del PSOE y de la izquierda madrileña”. Gracias a la confesión de González, “los madrileños ya tienen la confirmación de que, en vez de tener en la Presidencia de la Comunidad de Madrid a alguien que defiende los comercios, la hostelería o los teatros, y que defiende su apertura o el derecho a tener la climatización que estimen, tendrían a una izquierda madrileña que se plegaría a los cierres obligatorios y al apagón coactivo y sancionable”.  

Para Muñoz Abrines, la credibilidad de la izquierda ha quedado en “entredicho” y ha afeado que acudan al Parlamento regional “con mensajes y supuestas propuestas que son todo lo contrario de lo que llevan haciendo en España durante los últimos cuatro años y en el resto de las comunidades autónomas donde gobiernan”.

En este punto, ha recordado que “España fue el país europeo que peor gestión hizo de la pandemia tanto a nivel sanitario como económico” y que la tasa del paro de España “es el doble que la media europea, al tiempo que somos el país de la Unión Europea donde más cayó el empleo en el segundo trimestre del año”.

“Es evidente que, a pesar de las dificultades comunes que atravesamos los madrileños junto el resto de los españoles, en Madrid las cosas van algo mejor”, ha insistido para hacer hincapié en que “crecer más también significa crear más riqueza, más oportunidades y, por lo tanto, más empleo”. De hecho, se ha referido que los datos de los últimos 10 años muestran que “la capacidad de Madrid para crear riqueza y oportunidades está por encima de la media y de todas las comunidades autónomas”, algo que no es “ni casualidad ni coyuntural”.

En la última década, la economía de Madrid “ha sido la que más ha crecido”, mientras que la media nacional “ha tenido un retroceso, igual que regiones como Cataluña o Valencia”. La izquierda regional, ha dicho, “podrá negarlo, cesar a la dirección del INE o atribuirlo a un supuesto efecto capitalidad, pero la realidad es que las políticas del Partido Popular son las que han marcado la diferencia”.

“La clave está en la firme y constante defensa de la libertad, todo lo que eso significa y todo lo que genera: más movilidad, más creatividad, más actividad, más talento, más conocimiento, más oportunidades”, ha lanzado el portavoz para, además, añadir que “así es como nos ven desde entidades, instituciones y profesionales de otros países”.

En este punto, ha lamentado que “hoy los españoles somos casi un 11% más pobres que hace un año y seamos los que mayor pérdida de poder adquisitivo vamos a tener de toda la OCDE en 2022”. La inflación “es un fenómeno principalmente monetario del que el Gobierno de coalición PSOE-Podemos tiene una parte alícuota importante de responsabilidad”. Así, ha preguntado a la bancada de la izquierda: “¿Quieren ayudar a los ciudadanos? Bajen impuestos y devuelvan los 21.000 millones de mayor recaudación a los españoles, ajusten el gasto”.

Precisamente, ha continuado, esto es “lo que ha hecho la Comunidad de Madrid con la bajada en este ejercicio 2022 de 0,5 puntos en el IRPF y es lo que vamos a hacer con la deflactación de la tarifa y con el incremento del mínimo personal y familiar para todos los madrileños”, a lo que se va a sumar “algunas deducciones y mejorando la bonificación en el impuesto de sucesiones entre hermanos, tíos y sobrinos”.

El portavoz, además, ha hecho referencia a que “Madrid cuenta con la mejor sanidad de España y una de las mejores de Europa”, y los datos oficiales del ministerio de Sanidad indican que “Madrid es el 14,5% de la población de España, pero el total de pacientes pendientes en lista de espera respecto al total nacional es el 10%”. Esto, ha comentado, indica que la tasa de pacientes por 1.000 habitantes es 10,7, mientras la media nacional 15,3”.

Del mismo modo, el tiempo de espera de los pacientes en Madrid es de “73 días, mientras que la media nacional es 123 días, 50 días más”. Dirigiéndose a la izquierda, ha clamado: “Díganles a los madrileños qué modelo o ejemplo de gestión pondrían en marcha, porque todas las comunidades socialistas tienen un tiempo de espera mayor que Madrid”.

“La izquierda ha montado toda una campaña por los SUAPS”, los cuales van a ser abiertos en su totalidad “en octubre, incluso alguno más de los que existían antes de la pandemia” y a pesar de que la Comunidad de Madrid es la región con mayor cobertura horaria en Atención Primaria”. Así, Muñoz Abrines ha relatado que mientras “la mayoría de los centros de salud de Madrid están abiertos hasta las 21:00 horas”, en las comunidades autónomas gobernadas por la izquierda cierran a las 15:00 o a las 17:00 horas”.

Para el portavoz popular “oír hablar a la oposición del inicio del curso escolar es entrar en el día de la marmota”, pero este año se ha sumado “otra polémica artificial y manipulada”, la de las becas “supuestamente para ricos”. Como ha indicado, “si de verdad rechazan con tanta vehemencia que haya determinados tramos de renta que reciban beca ¿qué opinan de que en Valencia se concedan becas en educación infantil a personas con 6.000 euros de renta mensual o a familias en el tramo 2-3 años con rentas de más 100.000 euros?”.

“En Madrid cuando damos estas becas es privatización y becas para ricos, pero en la comunidad valenciana lo llaman: ayuda universal no vinculada a la renta”, ha afeado para, a reglón seguido, asegurar: “Una sociedad libre, abierta y emprendedora no puede permitirse el lujo de que gestione la educación una izquierda que ataca la libertad educativa y de elección de los padres, que ve en el currículo una oportunidad para adoctrinar y, sobre todo, que promueve la degradación del valor de los títulos, regalando el aprobado a los alumnos”.

Twitter-logo  Logo-Facebook  logo-Instagram  Logo-YouTube