Pedro-Muñoz

El portavoz adjunto del GPP, Pedro Muñoz Abrines ha afirmado hoy en el Pleno de la Asamblea durante el debate parlamentario que “la recuperación no va a venir con más gasto público que se consolide estructuralmente. O se hacen reformas estructurales que amplíen la libertad, la flexibilidad y que profundicen en la desregulación y potencien la innovación o va a ser muy difícil la recuperación”.

Muñoz Abrines ha comenzado su intervención explicando que “la oferta y la demanda son dos caras de la misma moneda, pero lo que marca el valor de la moneda es la oferta y no la demanda, algunos no llegan a comprender esto, y entonces no son capaces tampoco son capaces de afrontar la crisis por la que estamos pasando con un mínimo de rigor”.

“El actual problema no es una caída de demanda, sino que ha habido una caída de demanda como consecuencia del cierre y de las restricciones obligatorias que lo poderes públicos han establecido a las empresas y autónomos”, ha añadido el diputado regional.

Muñoz Abrines ha continuado explicando que “la lógica de la pandemia ha cambiado muchas cosas desde el punto de vista económico, la izquierda no entiende que España no es Alemania, y si Alemania ha podido en estos momentos hacer una aportación extraordinaria para apoyar su economía, ha sido posible por las políticas que la izquierda desprecia, lo que llaman “austericidio” “.

El portavoz regional ha subrayado al respecto que “ha sido el rigor y la disciplina presupuestaria de las legislaturas anteriores alemanas lo que les ha hecho tener superávit y una deuda inferior al 60%, y es lo que les ha permitido afrontar en estos momentos el esfuerzo que están realizando, pero por desgracia esta no es la situación de España”.

“No se puede tener una presión fiscal alemana con unos sueldos españoles y la política expansiva que está haciendo el BCE no se va a poder sostener durante mucho tiempo, en ese escenario en el que estamos, incrementar el gasto público de manera estructural, seguir con déficit y deuda va a generar muchos problemas, sobre todo cuando el BCE cierre el grifo y empiecen a subir los tipos de interés”, ha advertido Muñoz Abrines.

“Es fundamental que generemos el mayor crecimiento posible en el menor tiempo posible, y para estimular la economía no es útil la receta de mayor gasto y menos aún a través de una subida de impuestos, la gran mayoría de países europeos están bajando impuestos”, ha matizado el portavoz regional.

En este sentido, la política fiscal llevada a cabo por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, se acerca a la gran mayoría de Europa, Muñoz Abrines ha explicado que “lo que hace el Gobierno regional es bajarles los impuestos a los madrileños, vamos a bajar un 0,5% en el IRPF de manera lineal en todos y cada uno de los tramos, eso supone en el tramo más bajo un ahorro del 5% y en el más alto un ahorro del 2,3%”.

El diputado regional ha finalizado su intervención mencionando estudios relevantes que señalan que “subir los tipos impositivos que supongan un incremento de la presión fiscal del 1%, supone una caída del PIB entre el 0,7% y 1,3% dependiendo del impuesto que se suba, y ha preguntado a la Cámara para finalizar que “¿saben cuánto ingresos y puestos de trabajo se pueden conseguir con un crecimiento económico del 1,3% de PIB?: muchos”, ha respondido Muñoz Abrines.

Twitter-logo  Logo-Facebook  logo-Instagram  Logo-YouTube