El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, Pedro Muñoz Abrines, ha afeado este jueves durante el Pleno de la Cámara regional el tratamiento que está llevando a cabo la izquierda madrileña utilizando la situación de la sanidad y ha asegurado que “no es una huelga sanitaria, pero tampoco es una huelga política porque la política es el noble arte de lo posible y aquí estamos simplemente ante la sectaria estrategia del desgaste”.

La mejora de la calificación financiera de Madrid “es, sin duda, el reconocimiento del equilibrio en las políticas de impuestos moderados y consolidación del gasto de esta región”, un avance que deriva de la política y la gestión del Gobierno de la Comunidad de Madrid y que demuestran los datos de diversas entidades nacionales e internacionales, ha expuesto el portavoz popular.

La política impulsada por el Ejecutivo regional, ha dicho, “es la que ha llevado a que seamos la región con menor deuda de todas las comunidades autónomas” y la que, por ejemplo, ha permitido tener “junto al País Vasco, los tiempos de demora en la lista de espera más bajos de todas las regiones”, ha explicado el popular.

Asimismo, esta misma ha llevado a que “según un informe de Comisiones Obreras, junto a Baleares, la Comunidad de Madrid sea la única región que tiene saldo positivo en la evolución de gasto sanitario constante entre el año 2010 y 2018”, al tiempo que un informe de Amnistía Internacional sobre Atención Primaria indica que en el año 2022 “la región madrileña está entre las únicas cuatro autonomías cuya inversión en personal en Atención Primaria ha crecido por encima del 10 por ciento”.

Como ha recordado Muñoz Abrines, según datos Oficiales del Ministerio de Sanidad, la Comunidad de Madrid “tiene de media más médicos por habitante que el conjunto de España”, incluidas Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha o Cataluña, autonomías donde, además, “tienen un horario de atención a los pacientes mucho menos amplio” que Madrid.

Sin embargo, ha afeado el popular, “en esas comunidades, en las que gobierna la izquierda, no hay ni movilizaciones, ni tampoco el 13 de noviembre”. “Francamente, ¡qué casualidad!”, ha ironizado Muñoz Abrines para, a reglón seguido, asegurar que “la izquierda busca ahora un nuevo argumento para justificar la supuesta mala gestión de la sanidad pública madrileña y lo hacen con el número de seguros privados”.

En este punto, el popular ha hecho hincapié en que tal y como muestra un estudio realizado por la plataforma Newtral, “que no es sospechosa de ser cercana al Partido Popular”, las comunidades autónomas donde más creció la contratación de seguros privados de salud en el año 2019 y 2021 “son cuatro gobernadas por la izquierda».

“Cantabria, Castilla-La Mancha, Valencia y Extremadura”, una muestra de que “la gestión sanitaria de la izquierda es francamente desastrosa”, ha lanzado Muñoz Abrines para, a continuación, lanzar: “¿Saben lo que hace el sindicato que más promueve la huelga y la movilización en esta semana en Madrid? Vende seguros privados para sus afiliados”.

“¿Quién hace negocio y quién tiene según la lógica de la izquierda un interés en deteriorar la sanidad pública para vender seguros privados y llevarse más comisiones?”, ha preguntado el popular.

 

 

Twitter-logo  Logo-Facebook  logo-Instagram  Logo-YouTube