El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Pedro Muñoz Abrines, ha afeado que la izquierda que “ha hecho de sus mantras y la hipocresía una seña de identidad” al señalar, entre otras cosas, que “defender la autonomía fiscal de Madrid o Andalucía es de derecha insolidaria, pero defender la de Cataluña o el País Vasco es federalismo progre y moderno”.

Durante la Sesión de Control al Gobierno del Pleno de la Asamblea de Madrid, Muñoz Abrines ha señalado que en España “hay un Gobierno y una izquierda que ha hecho de los mantras, la improvisación y la hipocresía su seña de identidad”, pues si el Partido Popular “propone bajar el impuesto de la luz y del gas comete una irresponsabilidad, pero, aunque sea con meses de retraso y con 22.000 millones de euros de recaudación adicional, si después lo hace Sánchez es un ejemplo”.

De la misma manera, ha comentado el popular, si el expresidente socialista José Luís Rodríguez Zapatero “defiende la desaparición del impuesto de patrimonio es justicia fiscal, pero si lo hace el Partido Popular en la Comunidad de Madrid o en Andalucía, según el Señor Lobato, es un fraude a las clases bajas”.

Al portavoz socialista en la Asamblea de Madrid se ha referido al recordar sus declaraciones el pasado martes, cuando Lobato “dejó en evidencia” al “ministros y barones socialistas” y dijo “que es falso que haya movilidad de millonarios entre autonomías, lo que significa que eliminar el impuesto de patrimonio no perjudica a otras regiones y tampoco perjudica a los servicios públicos”.

Como ha asegurado, “unos ingresos equivalentes al 0,6 por ciento de la recaudación del Estado no marcan ninguna diferencia”, por lo que “si no hay fuga de ricos, queda claro que lo que les preocupa a los presidentes autonómicos de izquierda no es perder ricos en sus regiones, sino la comparación de políticas entre ellos y nosotros”. Lo que preocupa a los barones socialistas, ha lanzado, es “perder elecciones y el poder”.

En este punto, ha recordado que este verano “estuve en Gibraltar y la gasolina estaba 45 céntimos por litro más barata que en el resto de la península y, cuando el coste del crudo y del refinado es el mismo, la diferencia solo tiene un motivo: los impuestos”. Por eso, ha insistido, “en un escenario de inflación, hay que bajar impuestos y bajar todos los que gravan la energía y los productos básicos para ayudar a que se llegue a fin de mes”.

“Todo el mundo sabe que subir impuestos frena el crecimiento y que bajarlos estimula la economía”, del mismo modo que ha insistido en que “bajar impuestos a los ciudadanos incrementa su renta disponible y su gestión es más fácil”. Por tanto, ha comentado, “parece más sensato bajar tributos en vez de subir impuestos para aprobar planes de transferencias de renta decididas por el propio Gobierno central”.

Así, ha finalizado indicando que “en la Comunidad de Madrid llevamos 18 años bajando impuestos” y esa es la política que se va a seguir llevando a cabo, un modelo que han copiado en otras regiones como Andalucía, momento en el que ha celebrado que “los madrileños y andaluces ya formemos parte de los 400 millones de europeos que no pagan el impuesto de patrimonio porque no existe en sus países”.

Twitter-logo  Logo-Facebook  logo-Instagram  Logo-YouTube