La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Noelia Núñez, ha defendido este jueves en la Asamblea de Madrid que el modelo fiscal de la región, fruto de los gobiernos del Partido Popular, “funciona y por eso la izquierda se pone nerviosa, porque saben que de sobra que cuando la gente es libre de elegir, eligen libertad”.

“Señorías, hoy debatimos una nueva bonificación de un impuesto en la Asamblea de Madrid porque este es nuestro modelo, el modelo del Partido Popular, que lleva 18 años consecutivos bajando todos los impuestos en la Comunidad de Madrid”, ha señalado Núñez en su intervención durante la tramitación por lectura única del Proyecto de Ley de deducciones fiscales entre tíos y sobrinos.

La portavoz adjunta del GPP ha indicado que esta legislatura “se está caracterizado especialmente por la bajada y la supresión de impuestos” y con la bonificación en el impuesto de sucesiones y donaciones la Comunidad de Madrid se convierte en “la comunidad autónoma con mayores bonificaciones”.

“Estamos ante un impuesto terriblemente injusto, un impuesto que solo existe en la España intervencionista y retrógrada que desea la izquierda de nuestro país”, ha asegurado la popular antes de recordar que países como Portugal, Suecia o Austria han suprimido este tributo.

Se trata de un “impuesto que no es necesario y que arruina a muchas familias españolas, que no gozan de las bonificaciones de Madrid, condenándolas a rechazar por cuestiones económicas los frutos del trabajo de sus seres queridos”, ha dicho Núñez, lamentando que “esta nueva bonificación no le vaya a gustar nada al Gobierno de Pedro Sánchez” pero advirtiendo que “estamos plenamente preparados para ello”.

“Quien sabe, igual se inventa un nuevo impuesto como el de solidaridad solo para intentar subirnos los impuestos a los madrileños por la puerta de atrás”, ha ironizado para, a reglón seguido, asegurar que “estamos convencidos en nuestro grupo que el Gobierno de la Comunidad de Madrid será la peor pesadilla de cualquier autócrata que vaya contra nuestra comunidad”.

En cualquier caso, ha continuado la portavoz adjunta popular, el modelo ha permitido a la Comunidad de Madrid “pasar de ser la cuarta economía para alzarnos como la locomotora económica de España y ser, de esta forma, una región más libre, más próspera y atractiva para la inversión” porque “ponen en el centro a la persona y no busca decidir por los demás ni adueñarse de los esfuerzos de los ciudadanos”.

“No es casualidad que Madrid tenga mejores datos de empleo que la media nacional, que Madrid sea la región con menor economía sumergida de todo el país, ni es casualidad que seamos la comunidad de España con la renta per cápita más alta”, ha asegurado Núñez. “Esto es liberalismo”, el sistema que ha hecho que “países prosperen, que tengan los mayores índices de calidad de vida y de libertad económica”.

El socialismo, ha comentado Núñez, “quiere perpetuar a la sociedad en la necesidad para luego buscar su agradecimiento en forma de votos” y el mayor baluarte de ello “es, sin ápice de duda, pedro Sánchez”. Ese modelo, ha dicho, “lo conozco bien” pues es el mismo que ha “condenado a mi ciudad, a Fuenlabrada, a tener de los peores datos económicos de toda la Comunidad de Madrid”.

Fuenlabrada es “un verdadero paraíso socialista” pero, sin embargo, ninguno de los “dirigentes socialistas elige Fuenlabrada como su lugar ideal para vivir y todos acaban decantándose por ciudades en Madrid gobernadas por el Partido Popular”, una muestra de que sus políticas “han castigado a mi ciudad” de tal manera que ni los que gobiernan en ella quieren residir ahí.

La izquierda “nos habla de desigualdad continuamente en Madrid pero lo que quieren es enfrentar ciudades entre norte y sur y a ciudadanos entre ricos y pobres, del mismo modo que nos quieren enfrentar entre hombres y mujeres”, todo ello porque “viven de esa confrontación y esa división constante”. “¿Saben cuál es la principal causa de la desigualdad? Su ideología y sus políticas”, ha lanzado Núñez.

Twitter-logo  Logo-Facebook  logo-Instagram  Logo-YouTube